Mostrando entradas con la etiqueta Devoto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Devoto. Mostrar todas las entradas

sábado, mayo 02, 2020

El amor en tiempos de Coronavirus

Y ahí la vi. A 1 metro y medio de distancia, lo justo y necesario para que no contagiarnos de Covid-19, pero sí contagiarnos de ese sentimiento tanto o más dañino que el virus chino: el amor, o como se dice en francés, "l'amour" (se pronuncia "lamugggh", así suena más cursi.

Quien no lo ha experimentado, no cree en él, pero les aseguro que fue amor a primera vista. Fue el propio Cupido en zunga, cagado de frío, tirando flechas de amor a diestra y siniestra, como Carmela en el casamiento tiraba gotículas infectando a troche y moche.

Estábamos los dos en el estacionamiento del Devoto, listos para entrar a comprar, pero quedamos paralizados, sin poder avanzar. 

En la lista de compras que nos habían dado nuestras madres, en las cuales figuraban cosas como "chorizo", "huevo" y "leche", no estaba escrito "encontrar al amor de tu vida".

Mientras escribo estas líneas, aún puedo no sentir el perfume inoloro de su pelo (entre la distancia y mi falta de olfato, su pelo olía a olor ambiente). Love was in the air, coronavirus too.

Tenía los ojos más lindos que vi en mi vida. En realidad, pasa que siempre le miro primero la sonrisa a las mujeres (después del orto, se sobreentiende), pero con el tapabocas, no me quedaba otra que mirarle los ojos. ¡Y que ojazos! ¡Qué ojotes! ¡Qué ojet... 

Llevaba un tapabocas en animal print, que denotaba su fiereza; su instinto animal salvaje me cautivó. Grrrr... ¡Tigresa!

Yo, bien básico, iba con un barbijo blanco de cartón, colocado al estilo Larrañaga, sosteniéndolo con una mano, para hacerme el canchero. A ella no le importó la humildad de mi tapabocas. Tampoco le importó que tuviera una chismosa antigua, bien de vieja, ni que me hubiera bajado de una moto toda destartalada. No era gomera, ni bolsera, ni tapaboquera. Me quería desinteresadamente por mi no-sé-qué y mi qué-se-yo que me caracterizan.

Cruzamos miradas y sonreímos. O por lo menos yo sonreí; quiero suponer que ella también, pero ¿cómo saberlo con el tapabocas atigrado que escondía sus dientes, probablemente tan torcidos como los míos?

Ni lerdo, ni perezoso, le dije "Hola". No sé si me escuchó, pero me respondió algo que tampoco pude escuchar, porque justo pasó un bondibus ruidoso y no pude leerle los labios, por el tema del barbijo, ya saben. Imagino que me habrá dicho "Hola, lindo" u "Hola, bebé".

Me quise acercar. Avancé un paso, ella retrocedió dos. Era amor del puro, me cuidaba, no quería contagiarme. Avancé otro paso, desafiando al status quo pandémico. Retrocedió 4 rápidamente. Jamás nadie se había preocupado tanto por mi y eso me enamoraba aún más.

Comencé a caminar cada vez más fuerte hacia ella, mientras ella comenzaba casi que a correr hacia adentro del supermercado para evitar poner en riesgo mi salud; pero a esas alturas a mi ya no me importaba morir por un virus chino, porque ya me estaba muriendo de amor, así que tiré a la mierda la máscara de cartón y con un swing de marcha deportiva le iba diciendo en voz alta mi nombre de usuario de Instagram "Hermosa, mi insta es mathiasrodriguezMDK, es Mathias con TH, mimosa, no te confundas, hablame y tenemos sexo virtual después, te amoooo". 

La puerta se corredizó tras su silueta antes de que pudiera escuchar la última "o" y no volví a verla, pese a inspeccionar minuciosamente en todas las góndolas por más de dos horas.

Desapareció tan rápido como apareció. Así es el amor. Así es el dinero. Así son los conejos de los magos. Así son las bandas de cumbia cheta. Así es la vida misma.

Llegué a casa y me enchufé rápidamente al wi-fi del vecino, con la esperanza de que me hubiera agregado. Habían dos nuevas solicitudes en mis notificaciones, pero para mi tristeza,  no era la extraña de tapabocas atigrado. 

Me había agregado un flaco para putearme porque le cayó en la cara mi máscara ensalivada y quería saber si era covid-19 positivo, y también me agregó una señora adinerada que estaba interesada en la parte del sexo virtual. 

Si conocen a esta chica de ojos lindos, con tapabocas de animal print, díganle que mi nombre se escribe con TH y que aún la espero, que jamás la voy a olvidar, que fue lo mejor del amor que pasó en cuarentena.

PD: Mientras tanto conseguí una changuita desde casa por lo menos.
TAPABOCAS ANIMAL PRINT TIGRE

Seguir leyendo…

miércoles, abril 08, 2020

Consejos para volver al supermercado luego de la cuarentena

Bueno, conocido por todos es que soy un experto en compras en el supermercado. De hecho he escrito un blog con varias desaventuras en el Devoto y mis lectores saben que si de algo sé en esta vida, es de hacer compras.
Me siento pues en el compromiso moral y/o ético de llevar el preciado conocimiento hacia ustedes, simples mortales, en tiempos tan difíciles, en el medio de una crisis sanitaria que nos azota fuerte y duro, cual Christian en las 50 Sombras del Grey, y donde la sobre información, muchas veces nos confunde y nos marea, cual fondo blanco de vodka con pomelo.
Como ya sabrán, soy una persona que piensa mucho y planifica cada cosa que hace. El retorno a un supermercado de grandes superficies, luego de 20 cientos de días en confinamiento total, no es algo que una persona así de intelectual, inteligente y sobre todo modesta como el susodicho pueda hacer así como si nada. Lleva toda una serie de elementos a tener en cuenta, recursos necesarios y un plan escrito en un pedazo de papel higiénico, que finalmente, para la tristeza de este humilde escritor, no dio los frutos deseados, ya que la teoría y la práctica, por lo general no tienen nada que ver.
Procedo entonces, con este lenguaje técnico y descriptivo, es decir con palabras que ni yo entiendo, a enseñarles cómo volver a un supermercado, tomando en cuenta mi experiencia, para que no cometáis los mismos herrores con h que yo he cometido. Leed este paso a paso detallado y os ahorraréis dinero, tiempo y la muerte a causa de un virus made in China.

Consejos para volver al supermercado luego de la cuarentena

El día antes
Volver a salir después de la veintena, como dijo ya Trump "It's not changa"; requiere de mucha concentración y juego previo (no me hagan volver a la imagen de Christian Grey) para estar de la mejor forma física y mental posible y lograr esquivar los obstáculos que se presenten.
En mi caso, la mañana anterior, me levanté a las 6:15 para hacer un poco de cardio en ayuna. Corrí dos minutos hasta el baño y volví a dormir hasta el mediodía.
Al despertar nuevamente, comencé a meterme de lleno en el personaje de PacMan, y a esquivar a los integrantes de mi familia, como si fueran los fantasmitas versión coronavirus, y cada vez que me rozaban o me pasaban a menos de 1,5 metros, me auto-daba una piña en la boca, para acostumbrar el cerebro a mantener una distancia social que es sumamente crítica en este momento.
Llegado el mediodía; con el caballete partido (porque no me sale mucho eso de dirigir el puño donde quiero y terminé dándomela en el naso) y un colmillo flojo, pasé a la fase dos: maratón de The Walkind Dead de la primera temporada, estudiando y tomando apuntes sobre cómo evitar ser mordido, que llevado al plano del día D (de Devoto), sería evitar ser estornudado o tosido.
Finalizada la maratón, el ejercicio más difícil de todos. Dicen que solamente una persona logró hacerlo por más de 24 horas y fue nada menos que el propio Buda alcanzando el Nirvana: mantener las manos alejadas de la cara. Parece una pelotudez, pero en nuestro cerebro reptiliano, tenemos una constante necesidad inconsciente de chequear que nuestra cabeza siga ahí apoyada sobre nuestro cuello. Algo que con el tiempo evolucionaría al manotearse los bolsillos para ver si tenemos las 3 C.N. (Cosas Necesarias... No sé para qué mierda lo abrevio, si después tengo que explicarlo; soy idiota, soy) que son billetera, llaves y teléfono. En fin, volviendo al ejercicio, el mismo consiste en atarse las manos durante 4 horas por atrás de la espalda; simple, pero efectivo. Conviene siempre avisarle a sus familiares sobre esto, no sea cosa que les pase como me pasó a mi, que terminé siendo desatado recién al medio día siguiente, cuando mi familia notó mi ausencia y acudió al rescate.

El día D
Aquí está el meollo del asunto (que palabra que amo, meollo, lástima que no la hicieron con y).
Primer error garrafal: ponerse la mejor ropa que tengas. No, no y no de nuevo decía. Después detallaré el porqué, pero es importante que no vayan de traje, corbata y zapatos, como hice yo, que parecía que estaba yendo a un casamiento. Muchas veces la ansiedad de socializar después de tanto tiempo, nos puede jugar una mala pasada, pero es importante ir con la peor ropa que tengamos a mano. Recuerden además que a este virus elitista le encantan las personas de clase alta, vístete en consecuencia y evita que este bicho se quiera meter en tu sistema.
Segundo error, no menos importante: Ponerte los accesorios de protección antes de salir de tu casa. Es mejor llevar todo en una bolsita y armarse contra el contagio una vez que estaciones el vehículo y te encuentres listo para ejecutar tu misión. Sino es probable que cuando te quites el casco se te caiga el tapabocas al piso y terminarás entrando con un tapabocas lleno de barro al supermercado. No es necesario llevar un preservativo puesto en su lugar(cito) correspondiente. Difícilmente vayas a usarlo por unos cuantos meses; de hecho, si tienes alguno guardado en la billetera, deberías pensar en reutilizarlo para hacer manualidades.
Tercer error grave: pensar que la nafta tiene fecha de vencimiento y vaciar el tanque para ir hasta la estación caminando. Si la moto no arranca de primera después de estar varios días sin ser utilizada, prueba a abrirle la toma o prenderla con la pata.
d) Querer saludar con un beso al guardia de seguridad solo por el sentimiento abrumador que te genera ver gente nueva. De todas formas, seguramente con una piña en la boca preventiva, el patovica del super te hará recordar el ejercicio del PacMan del día anterior y volverás a ser consciente de tus acciones.
Error número 5: Pensar que tienes que tomar una bocanada de aire fuerte antes de entrar y pasear por las góndolas sin respirar hasta que se te termina el aire, para salir a volver a respirar, y así todo el proceso. No es una aventura de buceo, tienes un barbijo puesto, no un esnórquel. De todas formas, seguramente a la tercera vez que cometas este error, el guardia de seguridad te preguntará amablemente si eres estúpido, quieres que no te deje entrar más o no sabes que puedes respirar normalmente adentro de las instalaciones.
Error 5,5 : No te saques selfies frente a la carnicería. Sabemos que esto es lo más parecido a una aventura en semana de turismo que vas a poder tener, pero por tu propia seguridad, evita que el carnicero te quede mirando con cara de "¿Qué mierda hacés idiota?" mientras afila la cuchilla.
Número 6: Confundirte el perejil con el cilantro. Pero eso ya no tiene que ver con el Covid-19, hasta a Puglia le debe haber pasado alguna vez.

El after
Una vez que volvimos a casa, no podemos ponernos en modo cuarentena como si nada. Hay procesos de desinfección hacia nosotros mismos y hacia lo que compramos que deben hacerse adecuadamente.
Aquí también, algunos errores que he cometido y que pueden servirles para ahorrar dinero.
-No le echen fly a lo loco a todos los productos que compraron. Sobre todo si las verduras no estaban bien cerradas en su bolsita correspondiente. Puede que sí maten al coronavirus, pero probablemente también envenenarán a su abuelo cuando le hagan la sopa.
-No es necesario quemar la ropa con la que fueron a hacer las compras, con cambiarse de ropa y poner a lavar rápidamente lo que usaron basta. (¿Ven porque les digo que es importante no ir demasiado bien vestidos? Al próximo casamiento que me inviten voy a tener que ir de bermudas y camisa hawaiana).
-Tira los guantes y el tapabocas, no pelagatees justo en eso, pedazo de salame, menos si tienes todo el barbijo lleno de barro porque se te había caído al piso.
-Es "lávate las manos", no "lávate los dientes". Todo lo que sea extra en cuanto a higiene está muy bien, pero no basta con un cepillado en la boca.

Creo que con esto ya estáis listos para volver a vuestras miseras vidas normales, una vez que nuestro venerado presidente os haga ciudadanos libres nuevamente. Os veremos en agosto y nos saludaremos de lejitos en el supermercado. Si sobrevivéis ¿o sobrevivíd?.. Pah, ta heavy de conjugar ese... ¿Cómo hacen los gallegos? Bueh. Los dejo con eso para reflexionar y algunas de las mejores fotos de gente en el supermercado cuidándose del coronavirus con máscaras caseras.

Fotos de Humor : Personas vs protección contra el coronavirus en el supermercado

barbijo casero hecho con una esponja ideas en 5 minutosbarbijo hecho con naranja

bidon de agua como mascara para el covid19 humorembolsado para evitar el covid-19

hombre con bolsa como barbijo humorhombre con mascara de caballo para protegerse de la pandemia

hombre con una bolsa en la cabeza en el supermercadohumor en el supermercado buceador de compras durante la cuarentena

la mejor mascarilla para el coronavirus humorla mejor proteccion para el coronavirus

mascara anti corona virus con botella recicladamascara art attack humor

mascara de dragon para hacer las comprasmujer con bols en la fila del mercado

mujer con pasamontañas yendo de comprasmujer embolsada para no contagiarse el covid19 en la fila del super

proteccion casera contra el coronavirus nivel diosproteccion contra el coronavirus extrema en el supermercado

proteccion extrema para ir a la feriatapabocas diy con coco

Seguir leyendo…

miércoles, noviembre 08, 2017

Odisea Del Novio Que Quiere Comprar Un Peluche Gigante

Bueno, resulta que el 8 de octubre cumplía un año de noviazgo... 
Pues bien yo no soy muy bueno con el tema de los regalos, no sé regalar, no me gusta, pero ta, un año, no se cumple todos los días así que dije "vamos a ser prolijos"... 

Bien, en una de mis tantas idas al Devoto me topé con un canasto lleno de ositos de peluche, un precio bastante económico para los peluches de 23 cm (cabe destacar que en el canasto cuyo único precio marcado era el de los peluches de 23 cm, no había un puto peluche de 23 cm); cuestión que arriba de todos los peluchecitos había un peluchototote de tamaño considerable y dije "Ta, es con vos, voy a la segura, no puedo perder con un peluche", regalarle a una mina un peluche es como regalarle a un hombre... No sé... Nunca se me da con el tema de comparaciones.... 

Que pasa? Esto fue el lunes a las 2 de la tarde; fui a esa hora porque me imaginé que no andaría nadie... Pues bien, llenito de gente, lleno de conocidos. Arranqué a dar vueltas alrededor de la canasta como un tiburón gira en torno a su presa antes de pegar el mordiscón; me hacía el otro, bichaba las pastas, la harina, revisaba todas las góndolas y cuando estaba cerca de la presa, manoteaba (medio haciéndome el desinteresado) a la osa gigante, intentando ver el precio; cosa que no lograba encontrar en la peludez del peluche. 
Repitiendo la maniobra. me recorrí 5 veces todo el devoto, 5 veces anduve ahí cerquita de la canasta y no podía encontrarle el precio a la bicha, dije "Ta, vengo mañana a las 4, capaz que hay menos gente y no tengo que hacer este papelón delante de tanta gente". 
Ahí viene todo el tema de la salida, porque la salida que no es por la caja te da un poco más de verguencita... Capaz que uno se persigue nada más, pero yo me siento saludado con simpatía por el guardia cuando entro por ahí... Ahora, cuando me voy por ese lugar, ya es una cara de desconfianza de "Que te estarás robando que viniste hasta acá y no compraste nada, pichón de hdp?". 

En fin, al otro día me pongo los lentes de sol, bufanda hasta los ojos, campera negra, me tomo una medida de whisky fondo blanco y arranco para el Devoto decidido a completar la misión. Llego, menos gente, pero igual me pegué tres vueltas enteras de punta a punta, todo, incluyendo la parte de arriba y recién a la tercer aproximación y tercer manoseo de la osa, me decido a llevarla a la maquinita que te dice el precio, dispuesto a refregar a la osa por el rayo láser hasta que algún momento la máquina mágica me dijera cuánto costaba ese animal en extinción. 

En eso que chapo a la osa, una mano gigante me agarra el hombro, me doy vuelta con cara de sorprendido y veo al patovica que me dice, "Que estas haciendo? Desde ayer te estamos siguiendo con las cámaras! Te crees que no nos damos cuenta que te querés afanar ese peluche gigante?". 
Arranco a transpirar, le quiero explicar mi situación, pero arranco a ta-ta-ta-ta-tartamudear, la gente mirando al rededor, horrible. Le digo al mono, agachate un segundito, el gigante se agacha y le cuento en secreto el malentendido. Me pide disculpas y me dice que le pregunte el precio a un reponedor, bue, ahí 2 vueltitas más del Hipermercado, porque en la primer vuelta vi uno a la lejanía, lo arranque a seguir y se me perdió entre la yerba, simplemente desapareció. Seguí buscando y me topé con una reponedora, mujer. 'Na vergueeeenza! Le digo "Disculpe señorita, no me podría decir el precio de un peluche?", le señalo el animal y ta, mientras la mujer va a averiguar yo me hago el sonso por ahí, mirando los precios de los aceites (carisimos!), de la ketchup, de las toallitas femeninas, etc. y la chica vuelve con el precio, (no lo quiero decir porque capaz que mi novia me esta leyendo y va a pensar que su novio es tremendo pelagato), cuando me dice el precio me dejó sin aire, me golpeó justo en la pobreza 
- Pesos uruguayos, no? 
Atino a responderle. No sé para qué, porque si fuera en dólares seria tanto peor y no creo que pongan el precio en patacones en el Devoto, pero ta. 
Sigo recorriendo el supermercado antes de irme y esta vez, para no hacer la caminata de la vergüenza nuevamente, compro una cebadurita de mate y me voy con el pecho inflado por la caja rápida. Salgo, exhalo y me encuentro a un día antes del aniversario, aún sin regalo. 

Shopping es con vos. Llego a toda máquina a la Tienda Inglesa... Una depresión! Porque claro, en cancha desconocida, mucho más grande, mucha más gente, nada de música y como frutillita de la torta ya estaban despuntando los primeros arboles de navidad. Ah tas loco, momento tristisimo de la historia. 

3 vueltas de tienda después, sigo sin encontrar los peluches, digo "Ta ya era, le regalo un spinner, una sidra, una plancha, yo que se" pero después, continuando con mi diálogo interno digo "No, voy a llevarle un peluche grande a mi novia carajo". 
Salgo, voy a una juguetería, nadie. 0 público. Fue como la señal de Dios que me decía "Hijo mio, te he puesto en esta dura batalla para que finalmente triunfes y saborees tu victoria y no Secret". Aparece un hombre muy amable y le empiezo a contar toda mi desaventura, todo lo que pasó, toda mi historia; el hombre se emociona, casi largamos el moco, al final me dice, "Mirá pibe, ese peluche es justo lo que necesitas para Romina" a esas alturas ya se sabia el nombre de mi novia y todo, 
Pegamos tremenda onda con el loco, nos quedamos hablando 2 horas de la evolución de los juguetes a lo largo de la historia del ser humano, de la llegada del hombre a la luna y de la teoría de que la tierra es plana hasta que nos saludamos y me fui. Cazo a la perra (porque a todo esto el vendedor me había vendido una perra gigante y no una osa) la pongo en la moto y me recorro medio Maldonado tratando de que no se me caiga la bicha, entonces imaginate, la perra en cuatro con la cabeza hacia adelante del manubrio, y la cola perreandome, literalmente, en el asiento, mientras la chapaba de la cabeza para que no se me cayera... Las cosas que me gritaron durante el trayecto... 

Bue... Llego a casa re quemado y dónde escondo semejante cosa peluda? (del peluche toy hablando) Ahí arranco a construir todo una especie de pilot casero para el peluche y lo meto abajo de la ducha para que quede escondido de la vista de mi novia y no se moje mientras tanto. 

Voy a la heladera, pelo una Paso de Los Toros, siento el "tssss" y me echo en el sillón a brindar conmigo mismo por mi hazaña, y ahí me digo "Nah sabés que, le erré de regalo, esto no es lo mio" así que volvía a la juguetería con mi amigo vendedor y cambié el maldito peluche por un Yenga y un tiro al blanco con flechas de goma para mi, y a mi novia le hice un video pedorro con fotitos más una imagen en el Paint que decía "Felices 365 días" y ta. Nunca mas le intento regalar nada. El amor no existe. Regalar peluches gigantes, tampoco.


PELUCHE GIGANTE HUMOR

Seguir leyendo…

viernes, septiembre 16, 2016

QEPD Jarra Eléctrica

QEPD querida Jarra Elécrica, fuiste un electrodoméstico bueno, familiar y solidario, te lo dije siempre en vida y espero que me estés escuchando desde arriba. 
Te acordás cuando una vez te confesé que para mi eras el mejor invento eléctrico del hombre después de la picana? No exageraba. Siempre lo sentí así.

Recuerdo el primer día que te vi, roja como la pasión, con un logo negro que decía "Kassel", entre tantas jarras eléctricas carísimas y de marcas chetas, en una góndola del Devoto... 13 dólares me costaste (cuando el dólar ni siquiera estaba tan alto) pero lo que me diste en vida, no se puede medir en dinero...
Recuerdo haberte subestimado en nuestro primer encuentro, te compré pensando "Esta calentadora de agua (porque en ese entonces jamás había tenido una jarra eléctrica y pensaba que se llamaba "calentadora de agua") barata y poronga, que tiene nombre alemán y seguramente es made in China, si me dura 3 meses tiro cuetes". Pero en los hechos, me demostraste que estaba equivocado.
Recuerdo cuando al año y medio se te rompió la llave que cortaba la calentada de agua, sin embargo, seguiste como una campeona, calentando el agua de mis mejores mates. 
Incluso cuando me olvidaba de desenchufarte, no cortabas y seguías calentando el agua, convirtiendo la cocina en un sauna, haciendo que mi vieja me cagara a puteadas por pelotudo. 
Recuerdo también cuando te dejé toda una noche calentando, me olvidé por enésima vez de desenchufarte y quedaste seca como tanque de moto de uruguayo clase media baja a fin de mes (si estaré emocionado que hasta me salió una hermosa metáfora). En ese momento pensé que habías muerto por mi culpa, mas al colocarte agua nuevamente, resucitaste y volviste a calentarla con más fuerza que nunca.
Los minutos que ahorré gracias a vos, valen oro. La hija de puta e inútil de la caldera que se calienta a gas en la cocina me hacía perder horas de mi vida a lo bobo. Esas horas que me ahorré contigo, logré desperdiciarla en otras cosas inútiles, pero otras cosas al fin.
Siempre estarán en mi esos buenos recuerdos que pasamos sin saber... 

Sé que si el Señor te ha llamado, es porque en su santa cocina precisa una Jarra Eléctrica eficaz como vos y sé que sabrá usarte y disfrutarte, como lo hice yo en estos 3 años. 
Gracias por tanto, jamás volveré a comprar otra jarra eléctrica, conseguiré un zoom en el mercado negro y calentaré agua de manera ilegal con eso, hasta hacer saltar todos los tapones del tablero eléctrico de casa, pero te prometo que nadie ocupará tu lugar en mi corazón con agujeritos.
Nos vemos pronto mi fiel amiga. Te voy a extrañar. Los mates sin ti tendrán otro sabor. Te amo, y como siempre te cantaba... "Eeeeend aaaaaaaiiai uiiil olueeeeiis looov iuuuuuuu uuuuuuuuuu."

PD: Mañana el entierro es a las 10:00 AM vengan todos los que supieron tomar mate gracias a al agua que ella calentaba de manera incondicional.
PD2: Compañeros, si están leyendo esto, por favor avisen en el trabajo que no voy. 


Jarra Eléctrica

Seguir leyendo…

domingo, julio 24, 2016

Cóbratelo Tú Mismo

Autocobro humor

Hoy fui a una importante cadena de supermercados, de la cual no quiero dar el nombre para que no se cuelguen de mi fama (simplemente voy a decir que rima con algo que es una achura y se utiliza para designar a una persona masculina idiota o al miembro genital masculino (por si no sacaron la palabra, queridos imbéciles, la respuesta es "choto")), y me vi sorprendido por el infame avance de la tecnología en todos los aspectos de la vida cotidiana.


Resulta que andaba yo cargando con una decena de productos en las manos -ya que, como buen bolas tristes que soy, siempre me olvido de agarrar un carrito o un canastito en la puerta- haciendo malabares para que no se me cayeran los huevos (de gallina, no los mios) y de repente, en la zona de las cajas de cobro, me cuelgo mirando un culo de manera random; levanto la mirada para asociar dicho trasero con una cara femenina y veo a una bella rubia, como jugando en una computadora; cruzo la mirada hacia el otro lado, un señor de camisa efectuando la misma actividad... Entonces me dije a mi mismo "Ta, acá deben de estar regalando algo, cerebro, vamos a dejar de concentrarnos en la cola de la chica de cabello dorado y veamos que podemos hacer para beneficiarnos económicamente".

Pues bien, logro enfocar mi cerebro y me doy cuenta de que no se trataba de un juego, ni estaban regalando nada, sino que la gente se estaba cobrando sus propias compras mediante la tarjeta de crédito o débito o yo que carajo sé; la única tarjeta que tuve en mi vida fue la Tarjeta Joven... Magináte.

Entonces me dirijo hacia la Caja "Rápida", observando toda esa situación, con lágrimas en los ojos, pensando y filosofeando; entendiendo en ese momento que la tecnología del autopago me estaba despojando de todo ese plus que tiene ir a los supermercados de grandes superficies.

Porque muchos dirán: "Ah sos tremendo cheto, vas a comprar al Devoto" (oooops, escribí el nombre del supermercado, mala mia); y en parte tienen razón, pero la verdad es que no me importa pagar un 200% más del precio, porque la adrenalina y la aventura que genera el momento de ir a pagar, vale cada pesito de sobreprecio.
El ir llegando a la caja, contando mentalmente a ver si tenés menos de 10 productos como para entrar en el selecto grupo privilegiado de Caja "Rápida"; o en caso contrario, la incertidumbre que te genera el ver cual cajera te va a atender más rápido, o cual de ellas está más buena; todo esto teniendo mucho cuidado de no meterte en la caja donde las futuras mamás tienen preferencia, porque ahí tenés que andar como un perseguido bichando panzas a diestra y siniestra...
No sé... Las mil y una cosas que se te pasan a la cabeza...
Fijarte en la fila en que te vas a meter, quien tiene cara de que la va a aburrir pelando una tarjeta y retrasando por minutos la fila; o quien tiene pinta de que se olvidó de pesar los boniatos y va a romperle las pelotas a un funcionario del supermercado para que se pegue un pique hasta la verdulería.
El tener que afinar el oído para evitar meterte en una fila donde donde los de adelante sean un par de viejos pedantes que estén conversando sobre el servicio del Conrad, lo caro que les parece nuestro país de mierda o lo horrible que les parece el Bailando Por Un Sueño de este año.
El utilizar el sentido del olfato para detectar fumadores que posiblemente tranquen la fila comprando cigarrillos en la caja, y todo el trámite burocrático que conlleva eso hoy en día, gracias a nuestro querido Presidente, que se nota que manda a su empleada a hacer las compras; si supiera la desesperación que se agarra uno cuando el de adelante quiere comprar cigarros y no ve la cajita ahí, entonces queda como desorientado, sin saber porque gastó 110 pesos y no le pusieron ni un misero pucho suelto en la bolsa de las compras; y ahí comienza todo un curso aparte de parte de la cajera que le explica adonde tiene que ir y que documentos tiene que presentar para levantar la puta caja de cigarros.
Todas esas cosas que hacen que el ser humano saque lo mejor de sí y que el instinto animal de supervivencia salga a la luz.
Todo eso se va a perder inevitablemente.

Las cajeras van a ser reemplazadas por computadoras eficientes e insulsas, de las cuales uno ya no se va a poder quejar porque ta lenta como fútbol uruguayo; ni porque se le olvidó decirte buenos días; ni porque te le hiciste el langa, le preguntaste a que hora salía de trabajar y te respondió con una sonrisa falsa como título de Sendic y una mirada que escondía un "¿Es joda? ¿Así me pensas levantar? ¿Sos tremendo pelagato que compra todo Leader Price y te crees que no me doy cuenta de lo que estoy pasando por la caja?"

¿Que van a pensar nuestros nietos cuando les digamos "Mijitos, acá antes había una humana que te cobraba y te preguntaba con una sonrisa cínica "Tarjeta de puntos tiene?" y yo me puteaba por dentro porque sabía que tu tatarabuela me la había dado, y yo como un boludo la había dejado en casa arriba de la mesa... Eran lindos tiempos, no como la juventud de ahora!"?
El futuro llegó para quedarse; hoy comienzan de a poquito a llevarnos al mundo del pago con tarjeta, como quien le dice a su novia "Mi amor, tranquila, es solo la puntita", primero en el supermercado, después en las estaciones de servicio y finalmente llegarán a las bocas de pasta base. En unos años todo va a ser digitalizado; se van a perder millones de puestos de trabajo; nos van a meter un chip por el ano y vamos a tener que pasar el ojete por el lector de código de barras para cobrarnos nosotros mismos en los supermercados, en el bondibus y hasta en lo de Naná.
No sé ustedes, pero yo no quiero vivir en ese mundo macabro, a mi que me devuelvan la plata. #RenunciáBonomi.

PD: Cuando terminé de pensar todo esto, fui muy bien atendido por la cajera "rápida", a la cual le di las gracias 5 veces y le dije: "Loquita, te quiero mucho, gracias por existir".

PD2: Para quienes quedaron con la intriga, sí, los huevos sobrevivieron.

Seguir leyendo…

sábado, mayo 28, 2016

De Compras Con Swing

De Compras Con Swing

Hoy fui de compras a la sucursal de una importante cadena de supermercados (de la cual no voy a dar el nombre para no darle fama, solo voy a decir que comienza con "D" y termina con "evoto") y de repente arranca a sonar "Give me everything - Ne-yo Pitbull -y unos más que ya tú sabe-" y arranqué a canturrearla tímidamente hasta que llegó la parte que dice "Grab somebody sexy and tell her hey" y arranca el punchi punchi... En ese momento, mi cuerpo se puso en modo automático por unos segundos y me sorprendí a mi mismo bailando en el pasillo principal de doble vía en el supermercado-que-no-quiero-nombrar-para-no-darle-fama. En unas milésimas de segundos, las pocas neuronas que me siguen funcionando, me hicieron pensar "Mathias, enfocate, actúa normal, estás en un lugar público, la puta que te parió!" así que automáticamente puse cara de serio y retomé la postura de una persona normal y seguí caminando como si nada... En eso miro para una góndola y veo a una muchacha muy bonita revoleando un puño en alto y saltando como si estuviera en Ibiza, pero con un kilo de yerba Canarias abajo del sobaco del otro brazo. Entonces mis dos neuronas se conectaron nuevamente y me dijeron "Ya era, pudrila nomás" y así seguí caminando por todo el supermercado con un flow violento, deslizándome cada tanto por los pisos lustrados, cual patinadora profesional, comprando cosas que no necesitaba hasta que el Dj me cambió la canción. Moraleja de la historia? Ninguna. Solo quería compartir este hermoso y pintoresco episodio que me sucedió, pero si quieren les puedo decir algo filosófico para hacerme el sabio "No importa el lugar, el sol es siempre igual, vive, goza que a cada cual le llega su hora, si necesitas reggaeton dale, sigue bailando mi amor"

PD: Felicitaciones al Dj del Devoto

Seguir leyendo…

Contenido relacionado

Etiquetas

1 Mayo 15 Primaveras 2010 2011 2013 2014 2015 2016 2017 2019 2020 2021 5 de Oro 5 minutos 5 minutos y nada más 50 sombras de Grey A las 9 A las nueve A mi manera A veces vuelvo Abandonó el Fernet Abel Pintos Abitab Abuelos Achuras contigo Acondicionador Acordes Acústico ADSL Afanando cajeros Afeitar Agachadita Agarrame la banana Agua que me enfermo Agua que me quemo Ahí vamos Ahora quien Ahorro Ai se eu te pego Alejandro Acevedo Alejandro Lerner Alexis Texas Alienigenas Ancestrales Alienigenas Orientales Altos Cumbieros Amiga tetona Amiga traidora Amigos Amor ANCAP Andas en mi cabeza Andrés Calamaro Anécdotas Angela Leiva Animales ANTEL Año Nuevo Apocalipsis Arbeleche Ares Argentina Ashton Kutcher Astronauta Atención al cliente Atraco Audio Audiokillers AUF Auto rojo Autopago Avión Axel Ay vamos Azul Bachata Bad Bunny Baila mi cumbiamba Bailando Baile Bailemos Balada Balada boa Balconeras Banda 1 Barcelona Barman Bartender Basta Batería Beatriz Luengo Becky G Bersuit Vergarabat Besame Bicicleta Bijaind the Scines Biografía Bizarra Blatter Bobo Boleto Bolsas Bonomi Borracho Borró cassette Botinerita Brasil 2014 Brasilera Bronceado BROU Buenos Aires Búho Burocracia Bus Cacho Castaña Café La Humedad Caída libre Calma Calvo Cambio Nelson Camilo Caminar Canciones Canelones Canguros Carlos Vives Carmela Carnavalintro Carnicero Cartas Catupecu Machu Cavani CD Celebra la vida Celebridades Celoso Celular Centenario Cepillo de Dientes Cero a la izquierda Cerrá Cerveza Cerveza bien fría Chacho Ramos Chajá Champagne Champions League Chano Charrúas Chayanne Cheta de Nordelta Chiellini Chile Chino Recoba Chino y Nacho Chistes Choclo Chocolate Chofer Choque Chorizo Chuy Ciclón Cielo de un solo color Ciencia Cinco minutos Cinco minutos y nada más Cine Ciudad Ciudad del Este Ciudad mágica Civilización Claramente Claramente no entiendo biología Clases Clásico Clima CNCO Cocina Comer Comida Como que no hay ron Como tu no hay 2 Compras Computadora Confesiones Consejos Consejos de Bonomi Consolador en la cajeta Contaminación Copa América Corazón en la maleta Coro Coroname Coronavirus Cosas Costelo COT Cover Covid-19 Criminal Cristian Castro Cuando llueve Cuando se arranca a cambiar Cuando se pone a bailar Cuarentena Cuarteto Cuarteto de Nos Cuentos Cumbia Cumbia Cheta Cumbia Ninja Cumpleaños Curiosidad Daddy Yankee Daiquiri Daniel Agostini Darte un beso De vez en mes Defensor Déjame bailar Déjame tomar Delgado Democracia Denis Elias Deporte Descargar Descargar Humor Desde que te bañaste Desmotivaciones Desmotivaciones K-Yaaateras Despacito Devoto Día de la Madre Día de la Mujer Día del Estudiante Día del Maestro Día del Niño Día del trabajador Diario Diciembre Diego Armando Cánticos Dieta Dime que no Dime que si Dime si eres feliz Dinero Dinosaurios Dios Disfraces Divino DIY Diyab Dj Panchu Dj sos un nabo Documentos Domingo Don Omar Donald Dubsmash Ducha Dulce de leche Dulce o Travesura Dutty Hair Dutty love Ebrio Ecología EE.UU. Ejercicio Él El abuelo y la abuela con tablets El acomodado El amor es más fuerte El Choripan El doble tick azul El encantador de gatos El equivocado El favor El Guachoon El Gucci El Hermano de Acevedo El Jabón no me vino a buscar El Maestro El mosquito me levantó El Original El perdón El piso es lava El Planeta de los Pollos El Poeta Gabriel El Reja El Super Hobby El Viejo El Viejo Borracho El viejo de arriba El Willy Elecciones Electricidad Electrodomésticos Ella Ella me levantó Ella no sigue modas Ella se afeita toda Empanada Empresas En Vivo Enanitos Verdes Energía Enfermedades Enganchados para Facebook Enrique Iglesias Entra en mi vida Entre 2 No Hacemos 1 Entrenamiento Entrevista Laboral Entrevistas Era re linda Era tranquila Es mejor si apagamos la luz Eso Es Nostalgia Esos locos bajitos Espacio España Estadio Estados Unidos Estudiante Estudiar Evra Examenes Facebook Familia Famosos Fans Farándula Faso Favorito FBI Uruguayo Federico Álvarez Felices los 4 Feo Fernecito Fernet Fiestas Fiestero hasta que me muera FIFA Filosofía Fin del Mundo Física Fito Paez Flyers Fobias Fotocopias Fotos Frases Frente Amplio Frío Frito Frozen Frutilla Fusca negro Fútbol Futuro Game of Thrones Garibaldi Garrafa de gas Gas Gaston Odella Gastos Gatos Gilette Gimnasio Ginza Globo Golosa Golosa Googleame Gorilas Grupo 1 Grupo Cenizas Grupo Play Grupo Sombras Guitarra Gustavo Garcia Gusttavo Lima Gym Hace calor Hace frío Halloween Hasta el amanecer Hasta que se seque el Malecón Hawai Hazlo tú mismo Hijos Himno Hip Hop Hisopado Historia Historias History Channel Hombres Horas Horas vacías Hormigas Hot Huerta casera Huevo Humor I wanna be sedated Ideas Imagenes Inaguantable Inéditos Inevitable Inflación Inglés Inseguridad Intendencia Interior Internas Internet Intrusos Inumet Inventos Invierno J Balvin Jacob Forever Jara Jarra Eléctrica Jesús Jime no gime Joan Manuel Serrat Jorge Drexler Juan Luis Guerra Juan Magan Jubilados Juegos Jugo Justin Timberlake Juventus Karta Blank Katunga Ken-Y La bamba La bicicleta La calentura La canción del Dubsmash La canción del Pokemon Go La Casa de Papel La Champions Liga La colaless La columna de K-Yaaate La Friend Zone La gallinita La mano de Dios La marihuana La mordidita La nafta La Noche De La Nostalgia La noche me vino a buscar La pachanga La resaka La Revancha La Trampa La Vela Puerca La ventanita Laburo Ladrones Lamento boliviano Lapataia Las 8 horas Latino Le hace falta sexo Le hace falta un beso Lechuza Legalización Lesión Letra Libre soy Libreta de conducir Life in Py Limón Linda Lindo Llegó el verano Llora me llama Lloro me mamo Lo mejor de mi vida eres tú Loco Abreu Locuras contigo Loquita Loro Los del Rio Los Lobos Los Mensajeros del Amor Los Nabos Lucas Sugo Luciano Castro Luis Fonsi Luis Lacalle Pou Luis Suarez Macarena Madre Maestro Maestro Mischacher Maestro Tabárez Magisterio Mala Tuya Maldita humedad Maldito peluquero Maldonado Maluma Mamá Mano arriba Manualidades Marama Marc Anthony Marcelo Tinelli Marihuana Mariposa mariposón Mariposa Tecknicolor Mark Zuckerberg Marka Akme Martina Stoessel Máscara Mascotas Mate Matemática Mathias Rodriguez Maxi Fourcade Mayonesa Mayores Mc Caco Mc Donalls Me acostumbré a ti Me acostumbré al Fernet Me cago en el viento Me Dicen K-Yaaate Me Dicen K-Yaaate y sus Cuadraditos de Provolone Me encanta la cerveza Me encanta la Patricia Medio Ambiente Medios Meiquin Off Menstruación Mercedes Sosa México Mi perro Mi vieja querida Michel Teló Mierda Migrantes Milanesa Ministerio del Interior Mirta Legrand Mis Memorias Modelaje Modelo Monjas Monos Monterrojo Montevideo Morfemos Mormonas Mosquitos Moto Móvil Mp3 Mucha selfie poco sexo Muebles Muerte Mujer yo te amo Mujeres Mujica Mundial Mundial 2010 Muro Música Nacional Nada Naranja Narco colombiano Natti Natasha Navidad Necesidad Negro Whatsapp Nicky Jam Niñez No me olvides No necesito nada No necesito nalga No quiero ser pelado No quiero tu love No te ortives No te va Gustar No voto a nadie en las internas Noche Noche loca Noche Trágica Nostalgia Noticias NTVG Objetos Ojalá que llueva café Ojalá que llueva mate Ojos en la espalda Ojos en las nalga Oldies Ollas vacías Omnibus Original OSE Otoño Ozuna Pablo Arnoletti Pagode Pajaritos en el aire Pamela Guerrero Pampita Pan Dulce Pandemia Papá Noel Para bailar cumbiamba Paraguay Parciales Parodia Partido Partido Nacional Partirte como un queso Pascua Paso de los Toros Patricia Pedro Bordaberry Pedro Capó Pelado Pelagato Película Pelos Peluche Pene Pensamientos Pensar Peñarol Pepe Mujica Perro Piernas Piriapolis Pitbull Plantas Plástico Playa Plena Poema Poesía Pokemon Go Polémicas Política Pop Por lo que yo te quiero Por un kilito de más Por una copa de más Porno Portugués Power Rangers Precios Presos de Guantánamo Prince Royce Princesa Profesora Programa Programa Entretiempo Promo Propaganda Protesta Provocame Psicología Publicidad Puertas Punk Rock Punta del Este Puterío Que año de mierda Quédate acá Radio RAE Ráfaga Rap Recetas Recuerdos Redes Sociales Reflexiones Regalame algo Regalos Reggaeton Reggaeton lento Remixes Renuncia Revolución Ricardo Arjona Ricardo Montaner Ricky Martin Ritchie Valens Robo Rocha Rock Rodrigo Rombai Ron Ropa interior Rosado Salidas Salsa Salto Salud Saludos San Valentin Sanabria Santa Claus Santa Teresa Se me terminan las vacaciones Sebastian Bauza Selección Selfie Semana Santa Sendic Septiembre Será Serpientes Setiembre Shakira Shaky shaky Shampoo Showmatch Shows Si me tomo una cerveza Si no es Luis quien Sie7e Siempre me llama Siempre me manda Simios Sin Bandera Sin gin sin jeans Sin Internet no hay vida Sin ti sin mi Sirios Sismo Sketch Solidario Sonido Caracol Sonido Cristal Suculentas Sudafrica 2010 Sueños Supermercado Supermerk2 Tabaré Vázquez Tabárez Tablets Tan Biónica Tango Tango Feroz Tapabocas Tarifas locas Te Conozco Te la comés Técnico Tecnología Teléfono Televisión Termo Terremoto Test The Avengers The Ramones The Walking Dead Tiempo Tienda Inglesa Tips Tiranos Temblad Tiritando Torero Tormenta Tortugas Ninja Tortugón Trabajo Tragos Travesuras Tribuna Trio Matamoros Trucos Trump Tsunami Tu hermana está fuerte Tu maestro Turismo Twitter Ukelele Un morrón Un oso Una cerveza Una empanadita Unplugged Uruguay Uruguay Natural UTE Vacaciones Vacas Vacunas Vallenato Vamos pa' la plaza Vecino Velorio Vente p'acá Verano Verdulería Vergones Versión Viajes Víboras Vicente Fernandez Vida Vida de rico Video Lyrics Videoclips Videomatch Videos Viento Vilma Palma e Vampiros Vino Violencia Virus Vivir mi vida Volver Volver a empezar Volver a estudiar Volvió el otoño Volvió el verano Votando VTV Vuelo Vuelve Waka Waka Walt Disney Waska Waska WhatsApp Wisin Xuxa XXX Yandar y Yostin Yerba Yo también Yo tengo la primicia Yo tengo tu love Youtube Youtuber Zombies